fbpx

8 razones para convertirte en emprendedor

¿Quieres emprender un negocio pero no sabes si vale la pena? Cuando te dicen que es algo que no todos pueden hacer, ¿te preguntas si tú podrías?

Pues las verdad es que si tienes una idea y las ganas de trabajar duro entonces es algo que sí puedes lograr.

Ser emprendedor tiene grandes ventajas y es un estilo de vida totalmente distinto a ser empleado en una empresa o trabajar para otros.

8 razones para convertirte en emprendedor
8 razones para convertirte en emprendedor

Aquí te dejamos 8 razones por las cuales convertirte en un emprendedor

Tu sueldo no tiene límites.

Una de las ventajas de tener un empleo fijo y contar con un contrato en una empresa es que tienes estabilidad pues recibes un pago todos los meses.

Y aunque te esfuerces y logres escalar siempre habrá alguien más que decida cuánto será tu sueldo, cuánta será la cantidad exacta.

Siendo emprendedor realmente no existen límites de ganancias. Éstas serán determinadas por el valor de tu idea de negocio para otros, qué tan bien la mercadeas, tus habilidades para llevar una empresa y tu esfuerzo al trabajar.

 Adiós a la rutina estricta.

Para muchas personas resulta agotador levantarse siempre a la misma hora, luchar contra el tráfico, hacer el mismo trabajo en el mismo lugar todos los días y tener poco tiempo para disfrutar con la familia.

Al convertirte en emprendedor tienes el poder de diseñar un horario flexible que te permita pasar tiempo con tus hijos y no perderte su juego de fútbol ni su presentación de ballet.

Puedes crear puestos de trabajo.

A medida de que tu negocio va creciendo debes empezar a delegar roles. En un punto no podrás ser tu misma la que maneja las redes sociales de tu empresa o quien lleve la contabilidad. Será entonces momento de contratar personas e ir armando tu equipo de trabajo. Al principio puede que no te convenza la idea pues sientes que solo tú sabes cómo llevar tu negocio, sin embargo será necesario y sentirás satisfacción al ver a tus empleados crecer contigo y tu empresa, aprendiendo y beneficiándose gracias a las oportunidades que les brindas.

Decides con quién trabajar.

Al trabajar en una empresa para otra persona no puedes decidir quiénes serán tus compañeros de oficina, ni tu jefe. Siendo emprendedor eres tu propio jefe y armas el equipo de trabajo que mejor se adapte a ti y tu negocio. Eliges tus socios y tus aliados.

Satisfacción por haber creado algo.

Ser emprendedor implica mucho sacrificio y dedicación, ciertamente no es para todo el mundo, pero cuando das todo tu esfuerzo y logras el éxito recibes el premio de la satisfacción por haber innovado y creado algo desde cero. Un negocio que lleva tu nombre, tu logo, vende tus productos o tu servicio. Ese sentimiento no lo tendrás trabajando para otros en una gran corporación.

Nunca es aburrido.

Cuando emprendemos nos inclinamos a desarrollar nuestro negocio alrededor de una pasión. Por otro lado al estar siempre trabajando y en la búsqueda de mejorar la empresa nunca podrías aburrirte. No es igual que estar años en una oficina o cubículo haciendo lo mismo hasta jubilarse.

Te puede interesar leer:

Manejo del tiempo para mamás emprendedoras

7 errores comunes a la hora de emprender

5 consejos para encontrar tu idea de negocio

Ayudas a otras personas.

Una gran ventaja de ser emprendedor es que al desarrollar un producto o un servicio ayudas a otros que necesiten de ellos. Ya sea que desarrolles una web, un dispositivo o un servicio para facilitar la compra de productos, estás generando un impacto en los demás.

Nunca dejarás de aprender.

Muchas personas empleadas sienten que aprendieron mucho gracias a una empresa y luego se estancan. Al ser emprendedor ves la obligación de aprender cosas nuevas siempre y experimentar nuevas técnicas para mejorar tu negocio. Algunas decisiones sin duda serán mejores que otras pero todo te lleva a un aprendizaje.

Publicado por: Pollito Inglés

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.